jueves, 24 de abril de 2008

From the tenements in Alphabet City to the brownstones in Park slope

Otra de mis películas de cabecera es 25th Hour y esta escena es entre otras cosas, poderosa.

Monty Brogan: Well, fuck you, too. Fuck me, fuck you, fuck this whole city and everyone in it. Fuck the panhandlers, grubbing for money, and smiling at me behind my back. Fuck the squeegee men dirtying up the clean windshield of my car. Get a fucking job! Fuck the Sikhs and the Pakistanis bombing down the avenues in decrepit cabs, curry steaming out their pores, stinking up my day. Terrorists in fucking training. SLOW THE FUCK DOWN! Fuck the Chelsea boys with their waxed chests and pumped up biceps. Going down on each other in my parks and on my piers, jingling their dicks on my Channel 35. Fuck the Korean grocers with their pyramids of overpriced fruit and their tulips and roses wrapped in plastic. Ten years in the country, still no speaky English? Fuck the Russians in Brighton Beach. Mobster thugs sitting in cafés, sipping tea in little glasses, sugar cubes between their teeth. Wheelin' and dealin' and schemin'. Go back where you fucking came from! Fuck the black-hatted Chassidim, strolling up and down 47th street in their dirty gabardine with their dandruff. Selling South African apartheid diamonds! Fuck the Wall Street brokers. Self-styled masters of the universe. Michael Douglas, Gordon Gekko wannabe mother fuckers, figuring out new ways to rob hard working people blind. Send those Enron assholes to jail for FUCKING LIFE! You think Bush and Cheney didn't know about that shit? Give me a fucking break! Tyco! Worldcom! Fuck the Puerto Ricans. 20 to a car, swelling up the welfare rolls, worst fuckin' parade in the city. And don't even get me started on the Dom-in-i-cans, 'cause they make the Puerto Ricans look good. Fuck the Bensonhurst Italians with their pomaded hair, their nylon warm-up suits, their St. Anthony medallions, swinging their, Jason Giambi, Louisville slugger, baseball bats, trying to audition for the Sopranos. Fuck the Upper East Side wives with their Hermes scarves and their fifty-dollar Balducci artichokes. Overfed faces getting pulled and lifted and stretched, all taut and shiny. You're not fooling anybody, sweetheart! Fuck the uptown brothers. They never pass the ball, they don't want to play defense, they take five steps on every lay-up to the hoop. And then they want to turn around and blame everything on the white man. Slavery ended one hundred and thirty seven years ago. Move the fuck on! Fuck the corrupt cops with their anus violating plungers and their 41 shots, standing behind a blue wall of silence. You betray our trust! Fuck the priests who put their hands down some innocent child's pants. Fuck the church that protects them, delivering us into evil. And while you're at it, fuck JC! He got off easy! A day on the cross, a weekend in hell, and all the hallelujahs of the legioned angels for eternity! Try seven years in fuckin' Otisville, J! Fuck Osama Bin Laden, Al Qaeda, and backward-ass, cave-dwelling, fundamentalist assholes everywhere. On the names of innocent thousands murdered, I pray you spend the rest of eternity with your seventy-two whores roasting in a jet-fuel fire in hell. You towel headed camel jockeys can kiss my royal Irish ass! Fuck Jacob Elinsky, whining malcontent. Fuck Francis Xavier Slaughtery my best friend, judging me while he stares at my girlfriend's ass. Fuck Naturelle Riviera, I gave her my trust and she stabbed me in the back, sold me up the river, fucking bitch. Fuck my father with his endless grief, standing behind that bar sipping on club sodas, selling whisky to firemen, cheering the Bronx bombers. Fuck this whole city and everyone in it. From the row-houses of Astoria to the penthouses on Park Avenue, from the projects in the Bronx to the lofts in Soho. From the tenements in Alphabet City to the brownstones in Park slope to the split-levels in Staten Island. Let an earthquake crumble it, let the fires rage, let it burn to fucking ash and then let the waters rise and submerge this whole rat-infested place.

Del púgil

En Radar Libros a salido una nota de la nueva novela de Eduardo Berti, la cual todavía no está disponible acá y que esperamos con un poco de impaciencia. La sombra del púgil cuenta la vida de Justino, un boxeador que de alguna forma le ganó a un campeón nacional casi invicto, el asunto es que le ganó cuando era un novato y en pelea muy discutida.

Dos argentinas por la Palma

En Argentina están contentos por su cine, este año este país tendrá dos películas en competencia por la Palma de Oro en Cannes. Una es Leonera y la otra La mujer sin cabeza, Estrella ya nos mantendrá informados de qué tal están estas cintas. La nota está en Revista Ñ.

Nadal sigue y sigue y sigue...

En los octavos de final del Masters de Montecarlo no hubo sorpresa, Nadal le ganó a Ferrero 6-4 y 6-1 si Rafael Nadal gana este torneo será la cuarta vez que lo consiga de forma consecutiva.

¿Y dónde está el edificio?

Una artista canadiense a tenido la idea de pintar un Wally de 16 metros y medio en el techo de un edificio, este dibujo sólo se podrá ver en Google Earth, así que, ¿Dónde está Wally?

No sé si influya que sea canadiense, pero alguien tendría que decirle que respete las escalas del juego original, debió pintar un Wally del tamaño del ego de Denzel Washington para tener oportunidad de encontrarlo, ya no del tamaño del ego del Peje por que ahí si no habría caso.

Kooning

De los pintores más conocidos del expresionismo abstracto está Jackson Pollock, hoy estuve viendo a otro pintor de este movimiento del action painting, es Willem de Kooning, es interesante, es abstracto, es holandés. En el 2004 se publicó una biografía del pintor llamada Kooning: An American Master los autores del libro se ganaron el Pulitzer de biografía. Este cuadro de arriba es del 48, se llama Black Friday.

miércoles, 23 de abril de 2008

Anuncios no tan cortos y cortos que se hacen anuncios

Hace poco encontré un gran comercial de una marca de vinos catalana, el tema, presentar una historia a lo Hitchcock, así la idea suena buena a medias, pero cuando es dirigida por Scorsese la cosa se pone mejor. Así que va una recopilación de anuncios que presentan historias y lo hacen de la mejor manera. También otros más amenos y menos sofisticados pero que se disfrutan igual.

El gran corto para BMW de González Iñárritu, Powder Keg, es una belleza. A mi Clive Owen me parecía un pesado, después de este corto es un gran y apreciado pesado.

El homenaje a Hitchcock en el comercial de Freixenet dirigido por Scorsese. Acá los extras.

Iván tiene razón, este de Chanel No.5 con La Kidman y Santoro es muy, muy lindo.

Los de American Express son buenos, acá el de Wes Anderson que es sensacional, el de Roddick que es divertido y el de Scorsese que es genial.

Uno de Clooney para un martini que tiene su gracia y este de la Johansson para Calvin Klein, no es genial ni divertido, pero es la Johansson.

martes, 22 de abril de 2008

Honey, there's a spider in your bathroom the size of a Buick

Una de mis películas favoritas, probablemente la número uno de todas ellas es Annie Hall, pongo dos escenas. ¡Woody es grande!

Lo que a veces soñamos que ocurre en la cola del cine.

Piensos de la Lispector

Ediciones Siruela tiene publicado en castellano La hora de la estrella de Clarice Lispector, este fue su último libro pues murió unos meses después de su publicación en el 77. La Lispector ejemplifica el porqué no se debe fumar en la cama, por allá del 66 se durmió con un cigarrillo prendido y no volvió a ser la misma.

Pasajes de La hora de la estrella


No es fácil escribir. Es duro como partir rocas.

Consigo la simplicidad con mucho esfuerzo.

La forma de defenderse es escribir.

Lo que voy a escribir ya debe estar, sin duda y de algún modo, escrito en mí. Tengo que copiarme.

Escribo porque no tengo nada que hacer en el mundo: estoy de sobra y no hay lugar para mí en el mundo de los hombres.

Escribo por mi desesperación y mi cansancio, ya no soporto la rutina de ser yo, y si no existiese la novedad continua que es escribir, me moriría simbólicamente todos los días.

Editorial en línea

Ahora existe una página llamada bubok.es una editorial que tiene por objetivo que cualquiera que lo desee pueda publicar su libro. Los autores pueden subir sus libros para ser comprados de forma electrónica o impresos bajo pedido explicito de ejemplares.

Aferrarse a algo








Oficio, amor, maña, instinto, de cierto no sé que sea, pero a la hora de correr por sus vidas, hay quienes no sueltan su cerveza ni con un toro de 500 kilos atrás de ellos. Olé!

El Liniers de hoy


Renovación


Un fragmento de No hay canciones de amor, de Charles Bukowski

El tipo del coche de atrás tocó el claxon y gritó: ¡SI ESA PUTA NO TE MATA, NADA TE MATARÁ! Pisé el acelerador y salí zumbando. Cuando eché un vistazo, ella se estaba rascando el interior del muslo.

- Me llamo Rosie, dijo.
-Gordon Plugg, le dije.
- ¿Quieres un Chapuzón?, me preguntó Rosie, ¿o una Vuelta al Mundo?
¿Quieres un enema, un Perrito Caliente o Lluvia Dorada?
¿Disciplina Estricta? ¿Una Ventosa Chupadora?
¿Un Francés Completo? También hago el Tres Manos y el Lazo Malayo.
¿Qué quieres?
- Quiero renovar mi carnet de conducir, le dije.
- Eso serán 50 pavos.
- ¿Tú haces eso?
- Sí, también.

lunes, 21 de abril de 2008

Otobus y Cobete

Pues nada, el lenguaje es una cosa tan viva que en algunas partes hasta muerde. Acá unas leciones de cómo hablá en una finca rural jodé. ¡Tengo más sueño que una cesta gaticos cerca una estufa!

En el deseo, en las ideas

Celan, bueno Celan era Judío, nació en Rumania pero era alemán, aunque murió en Francia y vivió también bajo el Imperio Austrohúngaro. Este fin de semana que pasó sumó 38 años desde que se suicidó arrojándose al Sena.


Alabanza de la lejanía

En el venero de tus ojos
viven las redes de los pescadores de la mar errabunda.
En el venero de tus ojos
el mar mantiene su promesa.

En ella arrojo yo,
un corazón que entre los hombres ha morado,
lejos de mí mis vestiduras y el resplandor de un juramento.

Más oscuro en lo oscuro, más desnudo estoy.
Tan sólo al desertar soy fiel.
Yo soy tú cuando soy yo.

En el venero de tus ojos
derivo y sueño un rapto.
En una red, una red queda apresada
y nos abandonamos enlazados.

En el venero de tus ojos
estrangula su cuerda un ahorcado.


Sueño y sustento

El aliento nocturno es tu sábana,
la tiniebla se acuesta a tu lado.
Los tobillos te roza, las sienes;
te despierta a la vida y al sueño,
te rastrea en el verbo,
en el deseo, en las ideas,
duerme con cada una de ellas
y te atrae con halagos.
Te peina la sal de las pestañas,
te la sirve a la mesa,
les escucha a tus horas la arena
y la pone a tu alcance.
Y aquello que era cuando rosa era,
sombra y agua, te lo escancia.

viernes, 18 de abril de 2008

Cierta noche en Bunker Hill

Lo recuerdo muy bien (y es que cuando se encuentra algo bueno, se queda grabado), fue en el 2002 cuando Iván llegó con un libro llamado Pregúntale al polvo, el escritor era oriundo de Colorado pero de raíces italianas, John Fante, estandarte del denominado realismo sucio. El libro era parte de una serie de novelas que Fante escribió con Arturo Bandini como protagonista.

El primero de la saga fue Camino de Los Ángeles que inicia con “Hice muchos trabajos en el puerto de Los Ángeles, por que nuestra familia era pobre y mi padre había muerto” el segundo de la serie es Espera a la primavera Bandini, después Pregúntale al polvo y Sueños de Bunker Hill que inicia con “Mi primer encontronazo con la fama no fue precisamente memorable”

Toda la saga es suculenta, un protagonista que sueña con convertirse en escritor rodeado de un mundo hostil. Después de leer y releer la saga de Bandini no leí más de Fante, ni siquiera La hermandad de la uva que al igual que las demás novelas de Fante, se encuentran en Anagrama, el caso es que leí hace poco Un año pésimo, es su novela más corta me parece, aunque esto no quiere decir nada más que eso, que se lee de forma veloz, pero es tan estrujarte como cualquiera otra de sus novelas, John Fante es grande, más grande que las colas del cine en días de asueto.

El prólogo de Pregúntale al polvo que escribió Charles Bukowski

Yo era joven, pasaba hambre, bebía, quería ser escritor. Casi todos los libros que leía pertenecían a la Biblioteca Municipal del centro de Los Angeles, pero nada de cuanto me caía en las manos tenía que ver conmigo, con las calles, ni con las personas que me rodeaban. Me daba la sensación de que todos se dedicaban a hacer juegos de prestidigitación con las palabras, que aquellos que no tenían prácticamente nada que decir pasaban por escritores de primera línea. Sus libros eran una mezcla de sutileza, artesanía y formalismo, y era esto lo que se leía; se enseñaba en las escuelas, se digería y se transmitía. Era un invento cómodo, una Logocultura ingeniosa y prudente. Había que volver a los autores anteriores a la Revolución Rusa para encontrar algo de aventura, un poco de pasión. Había excepciones, pero eran tan escasas que se agotaban rápidamente y uno se quedaba sin saber qué hacer ante las filas interminables de libros insípidos. A pesar de todo lo que podía haberse aprendido en los siglos precedentes, los autores modernos no eran lo que se dice muy hábiles.Cogía de las estanterías un libro tras otro. ¿Por qué nadie decía nada? Probé en las distintas secciones de la biblioteca. La sala de Religión me pareció un páramo tan vasto como inútil. Fui a la de Filosofía. Di con un par de alemanes resentidos que me estimularon una temporada, hasta que los olvidé. Probé con las matemáticas, pero las matemáticas superiores no se diferenciaban de la religión, no me afectaban en absoluto. Lo que yo buscaba no se encontraba al parecer en ninguna parte. Probé con la Geología, y al principio sentí cierta curiosidad, pero me resultó insustancial a la postre. Descubrí ciertos libros sobre cirugía y me gustaron: las palabras eran nuevas y las ilustraciones maravillosas. En concreto, me gustaron y memoricé los detalles de las operaciones del mesocolon. Al final abandoné la cirugía y volví a la gran sala abarrotada de autores de novelas y cuentos. (Cuando tenía morapio en abundancia no iba por la biblioteca. Una biblioteca era un lugar estupendo para pasar el rato cuando no se tenía nada para comer o beber y cuando la dueña de la casa lo perseguía a uno con los recibos atrasados del alquiler. En la biblioteca, por lo menos, se podía ir al lavabo sin problemas.) Vi muchísimos compañeros de vagabundeo allí, casi todos dormidos sobre el libro abierto.Seguí recorriendo la sala general de lectura, cogiendo libros de los estantes, leyendo unas cuantas líneas, unas cuantas páginas, y dejándolos en su sitio a continuación. Pero cierto día cogí un libro, lo abrí y se produjo un descubrimiento. Pasé unos minutos hojeándolo. Y entonces, a semejanza del hombre que ha encontrado oro en los basureros municipales, me llevé el libro a una mesa. Las líneas se encadenaban con soltura a lo largo de las páginas, allí había fluidez. Cada renglón poseía energía propia y lo mismo sucedía con los siguientes. La esencia misma de los renglones daba entidad formal a las páginas, la sensación de que allí se había esculpido algo. He ahí, por fin, un hombre que no se asustaba de los sentimientos. El humor y el sufrimiento se entremezclaban con sencillez soberbia. Comenzar a leer aquel libro fue para mí un milagro tan fenomenal como imprevisto.Tenía tarjeta de lector. Rellené la hoja del servicio de préstamo, me llevé el libro a casa, me tumbé en la cama, me puse a leerlo y mucho antes de acabarlo supe que había dado con un autor que había encontrado una forma distinta de escribir. El libro se titulaba “Pregúntale al polvo”, y el autor se llamaba John Fante. Tendría una influencia vitalicia en mis propios libros. Acabé “Pregúntale al polvo” y busqué más libros de Fante en la biblioteca. Encontré dos. “Dago red” y “Espera a la primavera, Bandini”. La calidad era la misma, se habían escrito con el corazón y las entrañas y no hablaban de otra cosa.


Fante tuvo sobre mí un efecto poderoso. Poco después de leer los libros que he citado conviví con una mujer. Estaba más alcoholizada que yo, sosteníamos peleas violentas y a menudo le gritaba: “¡No me llames hijo de puta! ¡Yo soy Bandini, Arturo Bandini!”. Fante fue para mí como un dios, pero yo sabía que a los dioses hay que dejarles en paz, que no hay que llamar a su puerta. Sin embargo, me ponía a hacer conjeturas sobre el punto exacto de “Angel’s Flight” en que al parecer había vivido y hasta pensaba que a lo mejor seguía viviendo allí. Casi todos los días pasaba por el lugar y me preguntaba: ¿Será ésa la ventana por la que se deslizaba Camila? ¿Es ésa la puerta de la pensión? ¿Es ése el vestíbulo? No lo he sabido nunca.Treinta y nueve años más tarde he vuelto a leer “Pregúntale al polvo”. Quiero decir que lo he vuelto a leer este año y que todavía se sostiene, al igual que las demás obras de Fante, pero éste es el libro que prefiero porque constituyó mi primer encuentro con la magia.Queda mucho por decir de la vida de John Fante. Una vida con una suerte extraordinaria, con un destino horrible y llena de una valentía tan natural como insólita. Es posible que se cuente algún día, aunque creo que a él no le gustaría que yo la contase aquí. Permítaseme decir, sin embargo, que en su forma de escribir y en su forma de vivir se dan las mismas constantes: fuerza, bondad y comprensión.

Quantas vezes, de súbito, emudeces!


Quental nació hace 166 años, más o menos en los tiempos de Mallarmé y de Stendhal, a ellos no los conoció, pero con el que si tuvo su tertulia fue con Proudhon en París.


Un fragmento de Primaveras románticas

Solamente amor... ¿Solamente? ¿Son poco estas palabras?
Dos sílabas solamente - en poco un mundo vive
¡Locos! ¿Pero, cuándo el amor se desarrolla, y crece, y surca,
Ver como el incendio arde, es tan poco para tanto?


Idílio

Quando nós vamos ambos, de mãos dadas,
Colher nos vales lírios e boninas,
E galgamos de um fôlego as colinas
Do rocio da noite inda orvalhadas;

Ou vendo o mar, das ermas cumeadas,
Contemplamos as nuvens vespertinas,
Que parecem fantásticas ruínas
Ao longe no horizonte amontoadas;

Quantas vezes, de súbito, emudeces!
Não sei que luz no teu olhar flutua;
Sinto tremer-te a mão, e empalideces...

O vento e o mar murmuram orações
E a poesia das cousas se insinua
Lenta e amorosa em nossos corações

Lo ultimito de Bond

Si se filma una película de James Bond con esta trama, será la última...

La gorra asesina

Pues hay de todo, pero gorras asesinas, no estaba enterado, habrá que tener cuidado con ellas… y bueno, con algunos redactores también.

Campañas desafurtunadas

En Tarragona tienen a un candidato que se hizo fama de mala leche tan rápido como salió su campaña electoral, que es la de la foto, donde el mensaje dice “La gente no se va de su país por ganas, sino por hambre, pero en Cataluña no cabemos todos”

martes, 15 de abril de 2008

Los videos de la Lengua popular

Calamaro es graaaande.

Mi Gin Tonic Hay un deseo que pido siempre que pasa un tren.

Carnaval de Brasil A los pedazos de vida que no vamos a perder jamás.

5 minutos más Tengo cada insensatez y me puedo equivocar, si pudiera mataría por 5 minutos más.

El mismo nombre, pero diferente

En esta web pones tu nombre y te dicen como se escribe en árabe, chino en japo y demás. ¿Si esto no es ocio qué será?

Un blog de baño

Hay toda clase de temas en el mundo de los blogs, acá uno dedicado a dar cuenta de los distintos señalamientos de hombre y mujer en los baños públicos.

Comando Almogávar


Comunicado del Comando Almogávar que se encuentra en Oregón y por ahí.

La noche, la señorita y Borges

Me encontré unos poemas de Borges y entre ellos el de La noche de San Juan, y que me acuerdo que habrá que ir este fin de semana a la Casa suspendida a ver La señorita Julia.

La noche de San Juan

El poniente impecable en esplendores
quebró a filo de espada las distancias.
Suave como un sauzal está la noche.
Rojos chisporroteanlos remolinos de las bruscas hogueras;
leña sacrificadaque se desangra en altas llamaradas,
bandera viva y ciega travesura.
La sombra es apacible como una lejanía;
hoy las calles recuerdan
que fueron campo un día.
Toda la santa noche la soledad rezando
su rosario de estrellas desparramadas.

Sobre el rostro gotea roció

De Georg Trakl se puede decir que era un poeta expresionista. Después te enteras de lo bien que se llevaba con su hermana Gretl y eso da un súbito impresionismo, digamos que se querían más que Angelina Jolie y su hermano. De Salzburgo para el mundo, Hacia la noche de mi corazón de Trakl.

Al anochecer se oye el grito de los murciélagos.
Dos negros corceles saltan en la pradera.
Murmura el rojo arce.
Al caminante le aparece la pequeña taberna en el camino.
Magnifico el sabor del vino nuevo y de las nueces.Magnífico:
tambalearse ebrio en el bosque crepuscular.
Entre el ramaje negro dolorosas campanas resuenan.
Sobre el rostro gotea rocío.

lunes, 14 de abril de 2008

¡Pinot Noir!


El viernes probamos un vino que junto al Santa Digna me da una nueva percepción de los vinos chilenos, que no han terminado de gustarme. Pero ¡oh delicioso viernes por la noche!, el vino es un Pinot Noir de nombre Cono Sur, que revalora mi concepción de los chilenos, en la página de Cono Sur viene una nota de cata de este vino.

Oz

Amos Oz dijó alguna vez “Es difícil ser profeta en la tierra de los profetas” creo que fuen en una entrevista para El País hace como dos años, ahora se encuentra en Alemania para recibir el Premio de Literatura Stefan Heym, esta es la primera vez que se entrega dicho reconocimiento. La nota en el Mundo.es.

viernes, 11 de abril de 2008

Habría que escribir siempre como si fuese la primera y la última vez

Kart Kraus el ensayista, dramaturgo y poeta satírico alemán, dejó unos aforismos acerca de la escritura. Los encontré en al ancho mundo de la web:

Hay que leer dos veces a todos los escritores, a los buenos y a los malos. A unos se los reconoce de este modo; a los otros se los desenmascara.

La suma de las ideas de un texto literario debe ser el fruto de una multiplicación, no de una adición.

Un signo de falta de talento literario es decir todas las cosas con la misma entonación y la misma distancia.

Entre los que ya no se entienden y los que se entienden demasiado por ser obvios, raros son los viejos libros que conservan un contenido vital.

Habría que escribir siempre como si fuese la primera y la última vez. Decir tanto como si uno se estuviera despidiendo, pero decirlo tan bien como si uno estuviera dando sus primeros pasos.

Osa nueva

En Alemania están vueltos locos por la osa Flocke, unos por su presentación al público y los medios y otros porque temen que la expongan demasiado a las familias teutonas. Acá una galería de la osa.

Jacques

Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Jacques Prévert, murió en el glorioso año del 77, ya hace algunos años que lo leí, Paris at night fue lo que más me gustó de él.

Paris at night

Tres fósforos de uno en uno encendidos en la noche
El primero para ver tu rostro todo
El segundo para ver tus ojos
El último para ver tu boca
Y la completa oscuridad para recordarme todo eso
Al estrecharte en mis brazos.

jueves, 10 de abril de 2008

¿Quién es él?

A) El hijo del quinto Beatle
B) Haley Joel Osment quien hoy cumplió 20 años (El de Sixth Sense)
C) Asesino serial que mata a zurdos presbiterianos borrachos
D) Jonathan Taylor Thomas el mocoso de Home Improvement
F) Nieto de Miguel de la Madrid en los quince años de su novia

People are crazy and times are strange

No es que le hiciera falta, pero Bob Dylan tiene ahora un Pulitzer, como no hay una categoría musical, se lo han otorgado de manera honorifica, ya van para los 100 años de entregar este premio (desde 1917) y Dylan es el primer ganador dedicado al rock y al folk. La nota de los premios y los premiados en el Mundo.es.

Dylan ya tiene un Oscar por Things have changed El Príncipe de Asturias de las artes y ahora a esperar el Nobel. "Lot of water under the bridge, Lot of other stuff too"

Tres rosas tres

Hoy se inaugura en Madrid una librería dedicada exclusivamente a cuentos y relatos. Y para inagurar un lugar de cuentos han invitado a José María Merino que se pinta solo (o se escribe solo) en este genero. La librería se llama Tres rosas amarillas.

Un sueño sin estrellas es un sueño olvidado

Algunos de los 152 proverbios adaptados al gusto de nuestro tiempo de Paul Eluard y Bejamin Peret.

Los elefantes son contagiosos.

Es necesario devolver a la paja lo que pertenece a la viga.

Sueño que canta hace temblar a las sombras.

A toneles pequeños, toneles pequeños.

Los grandes pájaros hacen las pequeñas persianas.

Carne fría no apaga el fuego.

Piel que se descama va al cielo.

Un lobo hace dos rostros hermosos.

Rascar a la vecina no da flores en mayo.

No es rosa todo lo que vuela.

Los pelos caídos no vuelven a crecer gratis.

Un sueño sin estrellas es un sueño olvidado.

miércoles, 9 de abril de 2008

Calamaro en tarde de calor

Esta tarde es calurosa, no se a cuantos grados este el termómetro, pero seguro que tiene más que un trago de Roger More, yo estoy escuchando los Horarios esclavos.

viernes, 4 de abril de 2008

Hay carbón donde Nietzsche

Una compañía alemana quería excavar donde se encuentra la tumba y la casa de Nietzsche para extraer carbón de lignito, y pues al final decidieron dejar en paz a Federico. La nota acá.

Pañuelos descartables de papel tissue

La Revista Ñ se preocupa por los "nuevos saberes" y da cuenta de una charla con usos modernos del lenguaje

jueves, 3 de abril de 2008

Man, I thought New York was the only place to end up in a murder rap, Jesus Christ!

Una galería que presenta el Mundo.es por los 25 años de The Outsiders la película de Coppola con Tom Cruise, Rob Lowe, Matt Dillon, Ralph Macchio, Emilio Estevez y Patrick Swayze en el reparto.

Le papillon

Hace poco vi Le Scaphandre et le papillon y me quedó claro porque Julian Schnabel ganó Best Feature Film en el AFI Fest y en los Oscar la cinta fue nominada a mejor fotografía, dirección edición y guión adaptado.

No hay actor que no tenga una gran interpretación, la música es tan íntima como el guión, que sabe en que momentos tirarnos a patadas y en que otros es oportuno dejar respirar al espectador entregando escenas frescas y extrañamente optimistas, como la paleta del dentista al niño que sale sin muela del consultorio.

Y para darle un agregado a la película, resulta que en los sueños de Jean-Do el protagonista, se aparece Emma de Caunes mi delirio francés y una de las 6 chicas más guapas del mundo mundial.

Cosas que se ven por ahí





No coments.

martes, 1 de abril de 2008

Dos amigos

Mendoza y Savater en Babelia, el artículo esta bueno, yo me pregunto seguido dónde comprará sus gafas Savater...

¿Serán primas?

No sé qué opinen, pero Verónica Echegui me parece que se parece al parecer a Natalie Portman, ¿Qué les parece?

Woody Allen no va con la publicidad

Woody Allen opina que eso de tomar escenas de Annie Hall para anunciar ropa, es mala leche.

Pos tu te acuerdas...

Cuando encontré esta foto la reconocí de inmediato, que buena que era la caricatura de Calabozos y Dragones.